4.2.06

Marcos: ya no resistimos; el mensaje claro es que vamos por "los de arriba"

Sábado 4 de febrero de 2006

Movimientos sociales, culturales y de izquierda nos organizamos y tomamos acuerdos

Traeremos la bandera nacional, hasta que sea lavada de toda la mierda de políticos y ricos, dice

HERMANN BELLINGHAUSEN ENVIADO

Foto

El subcomandante Marcos se tomó la foto del recuerdo con sexoservidoras y sexoservidores aderidos a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, al finalizar la reunión en la ciudad de Orizaba, Veracruz Foto Víctor Camacho

Orizaba, Ver. 3 de febrero. Tlanipa mo opocha katki moyolo ("abajo a la izquierda está el corazón" en lengua nahua), escrito en una pobre cartulina a espaldas del delegado Zero y sus acompañantes, fue la divisa de la tarde en el igualmente pobre pero abarrotado local donde se reunieron los adherentes de la Sexta en la ciudad de los patrones de una de las regiones más pobres (y ricas) en el país. Los muros estaban húmedos del sudor de tanta gente tan de abajo. Indígenas, madres solteras, sexoservidoras, sexoservidores, obreros, taxistas, campesinos, en la región de las fábricas donde los trabajadores hicieron historia hace 100 años, en los albores de una Revolución que unos llaman inconclusa, otros traicionada, y otros nada más institucional (y son los que mandan).

El propio subcomandante Marcos lo resumiría al final: "En este cuarto está reunido todo lo que los de arriba desprecian". Las mujeres nahuas de Zongolica, con sus rebozos y huipiles y, a ratos una chichi fuera, amamantando, eran la estampa de la dignidad y el sufrimiento. Como lo era una señora que expresó: "Ya me cansé de trabajar, ya no puedo más. Tengo 15 años de agotarme con trabajo doméstico para mantener yo sola a mis hijos".
PARA LEER NOTA COMPLETA PRESIONA:
http://www.jornada.unam.mx/2006/02/04/017n1pol.php


This page is powered by Blogger. Isn't yours?